Al hablar de cuestiones dermatológicas como tratamientos por cuestiones de belleza o salud es importante mencionar que se trata de procedimientos delicados y que deben realizarse únicamente por expertos certificados.

En el artículo de hoy, te hablaremos sobre la microdermoabrasión, la cual es una técnica ideal para que tu piel se conserve joven, sana y fresca. Este procedimiento da resultados bastante similares a los que obtienes con un peeling suave.

La microdermoabrasión propicia una renovación natural de la piel y la paulatina difuminación de cicatrices y arrugas.

Al no ser un procedimiento invasivo y actuar únicamente en las capas superficiales de la piel podrás regresar a tus actividades inmediatamente. Si tu piel es sensible, esta es tu mejor opción.

Este es un procedimiento estético que elimina de las capas exteriores las células muertas, por lo que la regeneración celular se estimula y se incrementa la producción de colágeno y con ello la elasticidad.

Con este tratamiento, los puntos negros y blancos se ablandan para poder extraerlos de forma más fácil, reduce la hiperpigmentación, la ampliación de poros y aumenta la circulación.

El único cuidado luego de realizarte una microdermoabrasión es utilizar protector solar según tu tipo de piel.